miércoles, 27 de junio de 2007

Novia sicópata

Dharta yo también busco rápidamente una computadora. ¡No puede ser! Un vestido de 12 mil dólares y una iglesia estilo Notre Dame (sin rastro kitch) . Me he contagiado de pronto con tu propia euforia. Sin embargo, yo no puedo concentrarme. La simple idea de una boda me resulta extrema, tanto como lanzarme desnuda a una convención de albañiles. Pienso, pienso: una casa, un marido al costo, hijos con rulitos, carro espacioso con GPS incluido y hasta un perro. Me atemorizo, me sacudo, bebo apresuradamente mi café amargo, cierro tu página. Regreso a mi cotidiana labor remunerada de publicar asesinatos y uno que otro suicidio, ya me he acostumbrado y sinceramente en ella reencuentro la paz perdida al pensar en lo sórdido que me resulta el matrimonio.

3 comentarios:

B. Lorak dijo...

No soy afín del matrimonio, pero si de matar el tiempo con frases llenas de melancolía, ¿Me convierte en psicópata? Pido tu opinión por que la mía ya no basta.

Marvin dijo...

Creo que la palabra que buscas, querida K., no es psicópata. Es psicótica.
Pero esa es sólo la más humilde de mis opiniones.

borregata dijo...

Espero que sea sicópata y no sicótica, eso de matar el tiempo ya es ganancia. En cambio, la sicosis implica un temor dirigido a un sólo objeto y justo ahora creo en las colectividades