miércoles, 4 de julio de 2007

Di qué?




Otro de los fotógrafos que definitivamente me ponen la “piel de gallina” es Phillip-Lorca diCorcia. Para este graduado de Yale la fotografía se disuelve entre la ficción y la cotidianidad, la melancolía y la tensión. Hechos aisladamente caseros toman notoriedad a partir de la atmósfera cinematográfica con la que los desencaja.
La fauna popular que retrata, no se limita a las 4 paredes domésticas. Para la serie “Heads”, salió a las transitadas calles de New York, tomó unas luces dicroicas e iluminó los rostros de transeúntes despistados. Minuciosamente iluminado, este es sin duda uno de los portafolios que mayor dolor de cabeza le causaron, no en la cuestión técnica pero sí en lo legal, ya que un judío ortodoxo, Enro Nussenzwieg, fotografiado y expuesto posteriormente en una obra compendiada demandó a DiCorcia por el uso de su imagen sin permiso. El litigio llegó a la Suprema Corte de la demarcación y por fortuna no existían precedentes para considerar que una foto tomada en exteriores necesite la autorización del sujeto revelado. Sin embargo, el criterio para la utilización de las mismas debe obedecer a una premisa realmente sugestiva: “Se prohíbe el uso de imágenes sin consentimiento de personas retratadas en vía pública en actividades con fin de lucro, tales como propagandas o mercadotecnia, no obstante, está permitido si la imagen es artística”

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Joaquinita, cuando te tomo una foto en exteriores.
Que diga, en interiores.
Que diga...
no se pero el judio, solo queria dinero.

Es lo que yo digo, no hay como un Juan caminador al lado de una paloma.

que tal esa que dice:

Le hemos echado de menos, me dijo el bueno del Barman que me sirvio,
vaso laaaargo y con limon
la misma copa de ron
que el lunes, va a ser un año
le dejé en el mostrador...

borregata dijo...

Juanito caminador:
que tal un tascalate con piquete mientras escuchamos Me cago en el Amor (just like starting over)

Lorak dijo...

Qué lamentable es, cuando las personas actúan con alevosía. La codicia no es buena, tampoco hay que ser conformistas, así uno nunca sale de donde mismo, pero pues, sin abusar.

Un abrazo, mi estimada Borregata

Anónimo dijo...

KHEY BORR !!

IA TRMINAZ T, IL CAMBIO?

IPHI UANT, AI JELPIU

TXT rannio

atte

Teresa

borregata dijo...

ya terminé el cambio, pero eso mi querido pinky ya lo sabes, navega hasta acá y te lo cuento con detalles

Anónimo dijo...

eSTOY ESQUIANDO CUESTA ARRIBA... en dominios lapones.
Ayer vi a la Senniora Claus, iba toda vestidita de Azul y la llevaba un tal Rudolph, disfrazado de Reno.

Atte

Que raton tan escurridizo
pero escalador
eso que ni que